Todas las páginas y recomendaciones de este blog, las utilizo personalmente desde hace tiempo. Son serias y de todas he recibido ingresos. Poco a poco iré poniendo otras páginas que utilizo y tienen que hacerme los pagos. Seguiré investigando para que ganemos todos, registraros desde los banners que os pongo aquí para ser referidos míos y no dejéis de visitar mi blog para informaros de todas las novedades en ingresos por medio de internet.


miércoles, 26 de mayo de 2010

Detlef Kappeler, nació en Alemania en 1938 y ahora reside en Muxía


Se llama Detlef Kappeler, nació en Alemania en 1938 y ahora reside en Muxía. Antes de conocer la intensidad de la Costa da Morta, Kappeler estudió arquitectura en Hanover y se diplomó con un trabajo sobre la arquitectura de una «casa de citas». Concluyó sus estudios de pintura en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de Hamburgo, para trabajar posteriormente en Nueva York, Bombay, Vietnam, Biafra y París. Intensidad vital e intelectual.

Esta tarde, el artista alemán inaugurará su primer exposición en Galicia. Será a las 20.00 horas, en el Centro Social Caixanova. En el final del camino es el título de esta exposición que se podrá ver hasta el próximo 27 de junio.

Detlef Kappeler ha hecho buenos amigos en esta tierra. Amigos que proclaman las bondades de su obra, como el crítico Antón Castro, o el pintor Antón Sobral. Estarán esta tarde acompañándole en la inauguración de esta exposición. «El pintor ha encontrado una complicidad en la Costa da Morte, en su paisaje, en su mar, en su vida, en sus acontecimientos, en su etnografía y en su antropología, en la manera de percibir el mundo, que es la centralidad de sus últimas experiencias pictóricas», dice Antón Castro de su amigo.

Señalan los expertos que el pincel de Kappeler saca a la luz todo lo que lleva dentro, los lienzos resultan dramáticos, atormentados, enfatizados por el trazo grueso, para que lleguen al sentimiento. En su obra tiene una marcada influencia del arte americano de Pollock y del expresionismo alemán. Castro recuerda que «con un amplio pasado artístico, está claro que su proyecto, cuarenta años después, se ha ido nutriendo en la coherencia de su propia conciencia ética que, desde los años sesenta, ha definido un compromiso estético que lo ha implicado cada momento en el mundo que vivía». En el fin del camino, Detlef K appeler refleja todos esos nutrientes pictóricos y configura una plataforma existencial para vislumbrar la vida a través de los ojos del artista.
Autor:
Jorge Lamas
Localidad:
vigo/la voz.

0 comentarios:

Publicar un comentario