Todas las páginas y recomendaciones de este blog, las utilizo personalmente desde hace tiempo. Son serias y de todas he recibido ingresos. Poco a poco iré poniendo otras páginas que utilizo y tienen que hacerme los pagos. Seguiré investigando para que ganemos todos, registraros desde los banners que os pongo aquí para ser referidos míos y no dejéis de visitar mi blog para informaros de todas las novedades en ingresos por medio de internet.


martes, 26 de abril de 2011

Los museos en el turismo cultural del Principado

En los últimos años se está produciendo una amplia transformación de la demanda y un incremento de nuevas ofertas del turismo cultural como puntos clave para el desarrollo local. Esta situación es más frecuente en las zonas que disponen de un amplio e importante legado patrimonial (palacios, castillos, catedrales, ciudades históricas, museos...) y que buscan rentabilizarlo igual que otras modalidades masificadas del turismo. El turismo cultural ha pasado, en poco tiempo, de minoritario y elitista a consumo masificado, representando actualmente en tomo al 5% del PIB de los países desarrollados y, entre ellos, España.

Los museos son actualmente un elemento significativo en el proceso de mercantilización de la cultura, especialmente en grandes ciudades, puesto que aportan una gran variedad de atractivos para los turistas. Junto con archivos y bibliotecas contienen testimonios del trabajo realizado a lo largo de la historia. Los primeros fueron creados por los griegos y los públicos tienen su origen en el Museo Ashmolean de Arte y Artesanía, inaugurado en 1683 por la Universidad de Oxford. A lo largo de la Edad Contemporánea, la mayoría de los museos son creados por los respectivos Estados, extendiéndose en las últimas décadas los museos privados por el crecimiento constante del número de visitantes procedentes de otros países o regiones. Para conocer bien el turismo de algunas grandes ciudades es necesario tener en cuenta los visitantes que reciben el Louvre en París, el National Gallery en Londres, el Ermitage en Leningrado, el Gaudí en Barcelona, el Guggenheim en Bilbao y el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bomemisza en Madrid, entre otros, ya que son claves para atraer turistas.
En Asturias, el número de museos ha crecido considerablemente en fechas recientes al duplicarse casi en la última década y convertirse en un elemento clave en el atractivo turístico del Principado, complementando otros recursos como playas, espacios protegidos, pesca del salmón, Descenso del Sella, visitas a agroindustrias, turismo rural y patrimonio cultural, como la catedral de Oviedo, la basílica de Covadonga, los conventos, etcétera.
Entre los museos naturales destaca el Jardín Botánico Atlántico de Gijón, con un elevado número de visitantes que llegan atraídos por las muchas especies vegetales que se pueden contemplar. También se pueden visitar el Museo del Bosque en Muñalén (Tineo), el de la Madera en Veneros (Caso) o el del Urogallo en Murias (Aller). En otras de zonas costeras se pueden contemplar especies de pescado como calamar y el salmón y la industria conservera. Se pueden visitar, asimismo, museos que dan a conocer productos gastronómicos típicos como la sidra en Nava, el queso en Arenas de Cabrales y el vino en Cangas del Narcea, productos que pueden ser degustados y son un complemento de las jornadas gastronómicas que se celebran anualmente en más del 80% de los municipios asturianos.
Los museos mineros e industriales reflejan aspectos vitales en la economía asturiana a lo largo de los últimos siglos, destacando especialmente el Museo de la Minería y la Industria, ubicado en El Entrego (San Martín del Rey Aurelio), uno de los museos mineros más visitados de España; el Museo de la Siderurgia en Langreo, el de la Minería en Riocastiello (Cangas del Narcea) y el del Oro en Navelgas (Tineo).
Numerosos museos etnográficos asturianos están consolidados: el Etnográfico de Oriente en Porrúa y los de Quirós, Grado, Gijón, Somiedo, Puerto de Vega y Grandas de Salime. Mención especial merece el Museo Vaqueiro en Naraval (Tineo) al permitir conocer datos sobre este grupo tradicionalmente marginado del occidente asturiano. En 2001 se puso en marcha la Red de Museos Etnográficos del Principado, en la que se han integrado catorce museos.
Amplia y variada es la oferta de museos artísticos en Asturias, siendo de destacar los ubicados en Oviedo (Museo de Bellas Artes de Asturias, Museo Arqueológico y Museo de la Iglesia), Gijón (museos Juan Barjola, Casa Natal de Jovellanos, La Laboral, Nicanor Piñole y Evaristo Valle), Candás (Centro de Escultura Museo Antón), Cobertoira en Lena (Aula de Interpretación del Prerrománico), Tineo (Arte Sacro), etcétera. Otros museos permiten conocer mejor otros aspectos de la cultura asturiana, por ejemplo, el del Jurásico de Asturias en Colunga, la Fundación Archivo de Indianos en Colombres, la Casa del Agua en Sobrescobio.
Como punto final, solamente queda desear el mantenimiento, mejora e incremento del número de museos existentes en el Principado para dar a conocer la cultura asturiana a los visitantes, tanto escolares como turistas, y que se sigan atrayendo a lo largo de todo el año, compartiendo el tiempo de ocio con la estancia veraniega en playas, con la práctica de esquí en las estaciones en invierno, con el disfrute de productos gastronómicos típicos todo el año, con visitas a espacios naturales de enorme interés.

www.elcomercio.es/

0 comentarios:

Publicar un comentario